Las cantidades salen mal

Nuestro conversor espera números decimales en el importe. Por tanto, deberías poner 9.00 en lugar de 9.

De lo contrario, como la gran mayoría de los sistemas financieros, considerará que los dos últimos dígitos son los decimales (100 lo entenderá como 1.00)